Blog

19
Abr
Lo que vemos en los mejores Entrenadores: claridad y verdad.

“Nada más fácil que confundir; nada más difícil que la claridad”, Julian Barnes

Años analizando, estudiando, leyendo, hablando y experimentando… sobre como liderar equipos. Y esas dos son las conclusiones a día de hoy más poderosas para mí. La valentía de ser claro y de “ser verdad”. Eso pasa cuando lo que sentimos, lo que decimos y lo que expresamos con el cuerpo va de la mano.

Lo que para mí es la clave de la inteligencia emocional tiene más que ver con reconocerlas y expresarlas (o sea, aprovecharlas) que con controlarlas o gestionarlas. Y luego, cada uno tiene sus patrones, sus límites y sus experiencias. Un buen líder es quien se traiciona menos a sí mismo. No quien intenta ser lo que no es, el que manipula, usa el sarcasmo o crea distancia para protegerse y no mostrar esa verdad.

Y las emociones… todas ellas. Cuando tenemos miedo (emoción) de lo que sentimos, es porque pensamos que es inadecuado. Entonces empiezan los problemas. Ponsarnau lleva al Valencia a ganar la Eurocup sin estar gritando todo el rato a sus jugadores, desde un estado emocional básico de tranquilidad. Y como es su verdad, los jugadores entienden que con el 0-11 lo que va a hacer Jaume es transmitirles confianza en que pueden enderezar el camino ellos, en ese momento. Y seguramente Saras no permitirá que se llegue al 0-11, antes pedirá un tiempo y les dirá de todo. Y los dos estilos son verdad, y son claros porque representan lo que esta persona es en el día a día al frente del equipo. ¿Es mejor la paciencia que la impaciencia? No, es mejor la verdad.

Laso felicita, celebra con sus jugadores acciones durante el partido, y también les abronca en determinados momentos. Trabaja mucho desde la empatía y también desde la exigencia. Lo mismo, el equipo sabe que su entrenador es verdad. Porque el cuerpo de Laso no miente. Y podríamos seguir con Obradovic, Pesic….

Otra cosa es que les guste más o menos uno u otro estilo. Como a todos. Lo que está condenado al fracaso son dos cosas. Primera, no estar preparado para dar respuestas técnicas-tácticas a lo que va sucediendo en el partido. Segunda, no ser claro, esconderse, pensar una cosa y decir la contraria, estar enfadado y ocultarlo por miedo…. Si eres verdad y no sabes, pues será verdad que no sabes, y por lo tanto no podrás ser claro, y perderás tu liderazgo. Si estás preparado pero no eres verdad cuando te expresas, no podrás ser tampoco claro, y sucederá lo mismo.

Quizás sea muy básico todo esto. Pero espero que resulte claro. Menos es más.

“La falta de claridad puede poner freno a cualquier camino hacia el éxito.” Steve Maraboli

11
Mar
What do you need to permanently rise your standard?

“If you do what you’ve always done, you will get you’ve always gotten” (Tony Robbins)

Don’t forget this: we are HUMAN BEINGS playing BASKETBALL

This is the big issue… you practice, you grow up… but, do you really increase your level every single day?
We bring you 6 keys to focus on.

1.- Ability to listen and communicate
Close the gaps between yourself and the environement is

2.- Emotional Intelligence
Understand, Identify and manage the emotions, allows to increase your performance to your real potential

3.- Be concious of strenghts and weaknesses as a player.
To take advantage, to focus and prioritize the learning process.

4.- Undestand the “NEXT”
What do you need to grow up to next level in every moment (phisical, tactical, mental or technical details or skills)

5.- Assume the price to pay.
Dedication, mentality to overcome obstacles, hold the difficult moments…

6.- Fully express the personality in the game.
Continuous self-awareness process.

ALL THE INFO OF THE CAMP IN THIS LINK

The result of those points is HUMILDITY+AMBITION. To be open to learn from everything and everyone. At the same time, engagement with the path to reach the dream.

This is our philosophy. #FRONTERAEXPERIENCE 7 years working for you, players. Helping players to raise the standard. Our main difference is that we work 10 coaches for 25 players, wich means full individualization in the learning process. We combine on and off-court work. Mental-Emotional-Technical and tachtical work.

16
Ene
Integrando a los padres en #FronteraExperience2019

“Nunca sabes lo que están esperando de ti, así que simplemente sal a la cancha y juega.” (Manu Ginobili)

Los adultos tenemos la gran responsabilidad de acompañar a los chicos y chicas en su proceso de maduración. Padres y entrenadores nos encontramos en ese camino. Nos hace mucha ilusión desde Frontera Experience  crear este turno U-14 (nacidos 2005, 2006 y 2007). Hasta este momento empezábamos a trabajar con los chicos y chicas de 14 años para adelante… Y cada año tenñiamos que decir “NO” a personas interesadas en que sus hijos pudiesen venir, porque eran menores de esa edad. Finalmente hemos creado un turno específico con una serie de valores diferenciales y adaptados a esa edad. Pero sobretodo convencidos que las herramientas que trabajamos, si se empiezan a conocer antes, aportan un beneficio más importante si cabe en el desarrollo y la trayectoria del deportista.

Cuerpo y emociones, cómplices!
Es un momento clave en el desarrollo personal y emocional. El baloncesto es un vehículo ideal para expresar la personalidad. Y este momento de cambio de balón, de dimensiones de pista, del propio cuerpo, es también el momento donde se configura el paso del jugador niño al jugador adulto. Se marcan las pautas que guiarán el crecimiento en los próximos años. Ser conscientes del cuerpo, fortalezas y debilidades. Identificar las emociones que están vinculadas al entrenamiento, la competición, la comunicación con los demás… y saber aprovecharlas todas en positivo. Aprender a detectar el diálogo interno, para poderlo optimizar…
El cuerpo del jugador/a de estas edades es un potencial inreíble. Tenemos muchas ganas de contribuir a que la vergüenza, la comparación, los miedos… no lo limiten.

El papel clave de los padres
Nosotros, los entrenadores, tenemos la gran suerte de que los padres nos dejais en nuestras manos lo que más amáis, vuestros hijos, para que les ayudemos a canalizar y expresar su pasión por el baloncesto. Y lógicamente, gracias a esa motivación, tenemos en nuestras manos parte de su desarrollo como personas. Vosotros, los padres teneis muchas ganas de que vaya todo bien, y a la vez mucha incertidumbre, dudas, miedos… igual que nosotros, los entrenadores. A veces los adultos no sabemos como hacer las cosas, no sabemos como ayudar. No sabemos si es mejor dejar que se equivoquen o prevenirles. Sin querer y sin darnos cuenta, les traspasamos nuestras inseguridades, miedos, expectativas.


Hemos querido integrar a los padres en el campus! Por eso, vamos a hacer dos trabajos con vosotros: al llegar al campus, y al recoger a los chavales al final.

Este trabajo estará dirigido y facilitado por Marta Esteve. Marta está especializada, entre otras cosas, con el trabajo familiar. Ya forma parte del equipo porque también trabaja con los entrenadores y jugadores desde el año pasado.

Visita la página del campus

 

“Hacerme a mí mismo como jugador”
Qué importante el autoentrenamiento! La auto consciencia de mi cuerpo. ¿Cómo ejecuto la técnica? ¿Qué necesito sentir en el cuerpo para ser más efectivo, versátil, creativo, eficaz, constante..? ¿ Cómo puedo auto-entrenarme para poder mejorar? ¿Qué me hace especial o diferente? ¿Qué quiero aprender a hacer realmente bien? ¿Como transmito quien soy yo, a través de como juego a basket?
Estas y otras miles de preguntas que pasan por la cabeza, a veces inconscientemente, van a ser respondidas por vosotros mismos, jugadores, en este turno!

“Es mejor acompañar, animar y orientar que sobreproteger, salvar o rescatar.” Àlex Rovira

16
Nov
¿TIENE SENTIDO CONFRONTAR PSICOLOGÍA vs COACHING EN EL DEPORTE?

Los últimos meses e incluso años se está generando una controversia de parte del mundo de la psicología sobre el trabajo de terapias diversas y coaching, señalándolos como intrusismo, e intentando desprestigiarlo. Yo hace tiempo que tengo una perspectiva muy clara sobre eso que me gustaría compartir en este texto.

 

La realidad es que hay una creciente necesidad de atender el aspecto mental-emocional-corporal, es decir, el aspecto humano, artístico, creativo, etc… en el ámbito del deporte. Y creo que hay algunas distinciones muy importantes al respecto.

 

Yo no soy psicólogo. No tengo el título. Lo que llevo son 10 años formándome contínuamente en diversas disciplinas relacionadas. Además de 29 temporadas como entrenador en todos los niveles posibles….Y mi sensación es que, como en tantos otros apartados de la vida, en este momento de la historia, las demandas del mundo laboral van por delante de lo planteado estrictamente en las carreras académicas tradicionales.La revolución educativa es una necesidad por atender en general, todavía. En el deporte, por ejemplo, hay necesidad de potenciar, utilizar, incluso descubrir en algunos casos, la parte emocional, y el propio cuerpo, y vincular todo eso a la mente y la técnica. Ya sea desde la perspectiva del deportista como la del entrenador.

 

Hay infinitas necesidades, realidades… algunas son individuales, otras sistémicas, algunas clínicas o de trastornos también. Hay de todo. Y también hay diferentes creencias, necesidades de los clientes. Hay personas que buscan un desarrollo de su capacidad de liderar o transmitir, un plan de acción, un desarrollo comunicativo, una gestión del conflicto. También hay una excesiva robotización y uniformidad de procedimientos de entrenamiento y ejecución de gestos técnicos, una falta de personalidad o de expresión auténtica y libre del deportista y del entrenador. Eso requiere abordajes creativos, individualizados y dinámicos y abiertos.

 

En muchos de estos casos, una formación variada e integrada de conceptos como coaching, mirada sistémica, arte terapia, gestalt, danza, teatro, etc… aportan una especificidad y una personalización de los procesos y las situaciones que aceleran la transformación desde una mirada expansiva, expresiva e integradora.

 

Pienso que estamos para eso muchos profesionales diversos, desde los psicólogos hasta un coach, una persona que trabaja la parte artística, etc… Creo que estamos todos en un mismo barco y no tiene mucho sentido descalificar a otros por la etiqueta genérica, otra cosa sería por su profesionalidad o capacidad. Es decir, como en todo, hay personas preparadas y profesionales sin un título universitario, y otros con título que no reúnen esas capacidades. Hay quien frivoliza sobre que es coach por haber hecho un curso, o ni eso… Al final sobreviven los buenos. Es la ley del mercado. Sin más.

Estaría bien quitar el foco de los demás y ponerlo en el propio valor y desarrollo, para todos, empezando por uno mismo, evidentemente. Estamos en un reto conjunto de humanizar (en el sentido de completar) el deporte. Vamos a por ello!

27
Oct
La subtil renúncia al lideratge

“Un líder es un negociador d’esperances”(Napoleon)

Agost de 2005. Comença la meva aventura com a primer entrenador ACB a Manresa. Il.lusió, energia, esperança, repte, ganes infinites de fer-ho bé. 5 jugadors de la cantera a l’equip, dos “capitans de luxe” com Ferran Laviña i Albert Oliver. Un cos tècnic amb els amics Jaume Ponsarnau i Aleix Duran. Molta joventut, i molta qualitat i potencial. Fe infinita en l’equip.

Comencem molt bé (4-5 a la jornada 9). Durant aquestes primeres jornades, utilitzo a fons els meus valors, el meu estil de lideratge, basat en la creativitat, la valentia i la mentalitat guanyadora. Aconseguim un estil de joc valent, directe, i amb participació de tots, que ens porta grans resultats. A partir d’aqui perdem un parell de partits per un sol punt a casa contra Gran Canaria i Valencia, entrenats pels meus dos mestres Salva Maldonado i Ricard Casas. I comencem a encadenar derrotes fins a 8, moment en que em relleven del carrec.

Què passa en aquests 8 partits, a nivell de lideratge? Deixo de ser jo. Em torno , poc a poc, més conservador, seriós, preocupat, deixo de ser creatiu, de posar fragments de película, o tocs creatius o d’humor a les reunions prepartit… em converteixo en un entrenador “normal” amb la qual cosa perdo el meu avantatge competitiu: la meva autenticitat, els meus valors, la meva il.lusió. Inconscientment, deixo que la por, el control, el recel, el dubte s’apoderin de mi.

Començo compartint la meva experiència per si serveix. Estem en un moment de temporada on els resultats poden começar a tenir aquest efecte de desgast del lideratge. Potser serveix a algú això. A algun entrenador, i també a algun ajudant que pot veure això en el seu primer entrenador i el pot ajudar a adonar-se’n. Estar obert a canvis, a ajustos en els plantejaments i decisions també és lideratge. Però convé posar consciència si aquests canvis venen des de la por o des de la confiança i els propis valors i principis. Al capdavall, independentment del resultat, quan entrenem hem de sentir-nos en pau i equilibri amb qui som com a persones. Es la millor manera de ser feliços i pertant, projectar aquesta felicitat i esperança, i inspirar al nostre equip a seguir-nos i a creure. Si deixo de creure en mi, deixo de creure en ells, i pertant, ells deixen de creure en mi. Sempre que estem en un equip, podem aconseguir coses increïbles, sempre. Us animo a no caure en aquesta subtil renúncia.

“Els líders excel·lents surten del seu camí per potenciar el autoestima del seu personal. Si les persones creuen en si mateixes, és increïble el que poden aconseguir”. (Sam Walton)

24
Ago
La pretemporada utópica

“La utopía es el principio de todo progreso y el diseño de un futuro mejor.” Anatole France

Había una vez un club donde los jugadores eran los protagonistas en la pretemporada. Entrenaban mezclados de edades y categorías. Los entrenadores disfrutaban viendo como el cadete le ganaba un 1×1 al senior, como un chaval podía “enseñar” un movimiento a un mayor. Chicos y chicas también entrenaban juntos. Incluso creaban sus propios ejercicios por parejas o grupos de 3.

Los entrenadores diseñaban trabajos de esas semanas con tres objetivos principales en pretemporada:

  • Que todos se conociesen el máximo posible como personas y como jugadores. Para ello trabajaban en pista y fuera de pista. Construían vínculos de calidad, afrontaban tareas de cooperación y competición….

 

  • Recoger el máximo de información de cada jugador a fin de poder individualizar la manera de ayudarle a crecer. Para ello, obserbavan, tenían charlas informales, conversaciones grupales, etc…

 

  • Con todo eso, diseñar una manera de jugar para aproevchar todos los talentos, y poder dar rol, espacio y presencia a todos los jugadores.

 

Todo ello era posible porque desde el club quedaba muy claro que el jugador, en primer lugar es de sí mismo, luego del club, después del equipo, y no es del entrenador. El entrenador es un facilitador y un desarrollador, no el protagonista.

 

Ese club era un espacio de felicidad. Todo el mundo recibía lo que venía a buscar. Crecimiento, diversión, reto, aprendizaje, pertenencia y amor. Los jugadores salían preparados para dar su mejor versión. Los entrenadores cada día eran mejores porque aprendían constantemente unos de otros, y de los jugadores.

Los padres valoraban el trabajo y los entrenadores estaban pagados como corresponde a esa gran vocación, responsabilidad y papel en la sociedad.

El foco era trabajar para los que están, no fichar a los que no están.

Y tantas otras cosas pasaban en ese club….

Esta utopía estaba en la mente de algunos. Otros pocos se lo planteaban de verdad. Pero a final, solo era una utopía. Y la gran mayoría se reían de ella, como suele pasar con las utopías. Menos mal que unos pocos se ponían en marcha 😉

“La utopía está en el horizonte. Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. ¿Entonces para que sirve la utopía? Para eso, sirve para caminar.” Eduardo Galeano

07
Ago
LAS DOS DIMENSIONES DEL JUGADOR

“No es acerca de estandarizar la educación, es acerca de subir el estándar de la educación.” Sir Ken Robinson

Ponemos entrenamiento en lugar de educación y seguimos… En este post quiero compartir una perspectiva para enfocar el entrenamiento y el rendimiento, desde el momento actual de sobreinformación, sobrentrenamiento, sobrecientificación (técnica, táctica, estratégica, física y psicológica), sobreplanificación, en definitiva de secuestro del juego por parte de los técnicos. La intención es la mejor: llegar al máximo rendimiento individual y colectivo. No es un problema de intención o de valores o de ética (en algunos casos sí)… pero no voy por ahí. Yo voy a la consciencia.

El juego tiene un margen muy grande de emocionalidad intrínseca, una incertidumbre, una sorpresa. Una de las obsesiones del entrenador sobreformado, sobreplanificador, sobrecientificado, es la tendencia a reducir ese margen hasta cero si es posible. Cómo se adapta el jugador a esa realidad. De dos maneras, o aceptando esa guía del entrenador o rebelándose. Creo que ninguna de las dos soluciona nada. Porqué será que cada vez menos jugadores entrenados así llegan? Y llegan más jugadores de otros países en los cuales el nivel de los entrenadores es teóricamente inferior? Cuantos jugadores extrangeros se fichan en nuestras canteras a edades de 17-18-19-20?  Es decir en el momento del tránsito hacia el alto rendimiento… Eso significa que nuestra metodología y cultura no los genera tanto como nos gustaría o como fantaseamos.

Creo que a veces saber más no es saber mejor. Guiar tanto el camino del jugador en todo el profeso formativo, tiene dos efectos: robotización y despersonalización.

¿Donde está el camino, pues? Desde mi punto de vista en entender que hay, cuanto menos dos dimensiones que atender al mismo momento por parte del jugador. El plano externo (dividido en varios, pero simplificando, el que marca el entrenador/club/equipo) y el interno. Ese último debemos protegerlo, cuidarlo, estimularlo, despertarlo, respetarlo, descubrirlo juntos. Es clave. Es la parte artística, creadora, personal, pasional, diferencial de cada jugador-persona. La maestría del jugador pasa por saber estar fluctuando entre los dos planos. Un jugador veterano que rinde, normalmente es porque sabe hacer eso. Los actuales veteranos han crecido en un entorno de menos sobrecientificación que el actual.

¿Cómo se enfoca el desarrollo de la dimensión individual del jugador?

  1. Identificando esta realidad que comento anteriormente.
  2. Dando importancia a ese plano individual
  3. Preparándome para saber respetarlo, fomentarlo y potenciarlo.

¿Cómo se concreta eso? Con varios principios metodológicos.

1.- Individualización(comunicativa, motivacional, metodológica de aprendizaje). Cada jugador necesita un vínculo de interacción con el entrenador diferente. Al margen de la dinámica y disciplina comunes. Requiere tiempo y ganas de conocer a la persona y al jugador. Y soltar el miedo a perder el control y la autoridad. Al contrario, realizar esa aproximación refuerza el liderazgo porque el jugador se siente visto y valorado. Desde ahí emerge con naturalidad la motivación, la concentración, la mentalidad y todo lo que buscamos desde la exigencia o la autoridad de manera agotadora muchas veces.

 

2.-  Trabajando los básicos. Relación con el propio cuerpo y conexión con la capacidad creadora de gestos. Relación con el balón y la canasta. Equilibrios, desequilibrios, dominio del balón, rangos de tiro, bilateralidades, jugar con las distancias, creatividad en los finales, imitación de referentes, reto en el trabajo, y un largo etcétera de inversión de tiempo en el que el jugador se encuentra con su cuerpo y el balón, y desde ahí ejecuta los gestos técnicos óptimos y necesarios para sacarle el máximo partido a sus posibilidades, que ni tan solo conocemos ni conoce él mismo.

3.- Entrenando el impacto mental-emocional en la toma de macrodecisiones y microdecisiones. Las macrodecisiones para mí serían el cómo afronto cada entreno, partido, semana, temporada… con qué mentalidad, valentía, compromiso, riesgo, motivación… Y las microdecisiones serían las específicas de cada acción (penetro, finalizo, paso, tiro, etc…) La toma de decisiones no puede ser algo mecánico, que también, sino sobretodo algo intuitivo y emocional.

Es un camino apasionante. No fácil, obviamente con este post no es suficiente para entrenar desde ahí, pero sí puede dar estímulos e ideas para desarrollar, investigar, experimentar… La cuestión es tener claro el fin en mente. El fin es que el jugador aprenda a combinar de manera efectiva el plano de referencia externa y el plano de referencia interna. Las dos dimensiones. Eso va a contribuir a que los jugadores lleguen más preparados.

Y muy importante, esto es un trabajo compensatorio a consecuencia de la sobrecientificación. Sin sobrecientificación eso sale por naturalidad. A veces saber menos ayuda a que el jugador sepa más. Y nosotros podamos aprender constantemente, sin el estres de necesitar saber. La fuente de conocimiento máspotente es el propio juego y el propio jugador. La sorpresa y la magia aparecen cuando le dejamos. Analicemos como entrenamos, y qué pasa con nuestros jugadores. Creo sinceramente que hay trabajo para re-evolucionar, y la pre-pretemporada es un buen momento para ello.

“La educación es el desarrollo en el hombre de toda la perfección de la que su naturaleza es capaz” Immanuel Kant

29
Jul
Gracias, amor desetiquetado y despersonalizado

“El agradecimiento es la memoria del corazón” (Lao Tsé)

En una tarde de domingo, solo en casa, convaleciente de una operación de prótesis de cadera, común pero no por ello suave o fácil, puede llegar a ser un momento donde muchas voces internas piden la palabra. Aunque si me pongo de observador es fácil elegir. La gratitud  tiene la palabra!

El amor es quizás el valor más importante. Y en realidad no se pone a prueba, se manifiesta. Es bueno poder verlo y honrarlo, porque si no, todo pierde sentido. Hay momentos de esta convalecencia en los que he pasado realmente crisis emocionales y físicas importantes. Los que me conocéis sabéis que soy una persona extraordinariamente activa, con iniciativa, con ganas de hacer cosas, de moverme, de hablar, de disfrutar… y todo compartido con otras personas. No me gusta estar parado. Y, por otro lado, está resultando ser un estado desde el cual puedo observar, por ejemplo, ese amor mas allá de las etiquetas (pareja, amigo, familia….).

Todo viene de la inercia del campus FronteraExperience. Allí revolucionamos desde el amor, lo he visto hoy, en perspectiva. No sé como os debe de llegar eso… Para mí es una verdad. Yo siempre he sido un defensor de jugador, siempre he creído en él. También en el entrenador. Pero en el día a día estamos tan inconscientemente condicionados por el miedo, que no hay tanto lugar para el amor. Estos días de convalecencia he tenido mucho miedo, lo veo. En esos momentos la mente intenta obstaculizar la entrada del amor. Aunque en verdad es el mejor antídoto, y acaba pasando a través, por su poder.

En estos días me he sentido muy amado por la vida, a través de muchas personas. Lo interesante que estoy aprendiendo es saber agradecer con el corazón y no con el ego como hacía antes y seguramente sigo haciendo cuando no me doy cuenta… pero es la distinción que quiero compartir por si os sirve. Tal como interpreto, el ego cuantifica, compara, evalúa, etiqueta y personaliza ese agradecimiento. El agradecimiento desde el corazón, en cambio, no es hacia la persona sino hacia lo que me hace sentir, hacia como me hace sentir. Almenos así es como lo vivo yo, como estoy aprendiendo a vivirlo. Y esto permite mirar atrás y recordar momentos en que no sabía o no podía apreciar eso! Qué regalo darme cuenta ahora. Porque en el futuro seguro que sabré agradecer más desde el corazón. Y también dar más desde ahí. En esa frecuencia no existen las cuentas pendientes, ni las obligaciones, ni las ausencias. Bienvenida convalecencia.

Y vuelvo al campus. Muchos muchos jugadores me han agradecido lo que según ellos les hice sentir en el campus. No era yo, era el amor de la vida a través de mí. Eso me relaja. Y me conecta con lo dicho anteriormente sobre lo que he recibido estos días.

Para terminar, me viene a la mente ese concepto focalizado en el “yo”, de potenciar el estar bien solo para poder estar bien con el otro. Si tú no te amas, ¿cómo te van a amar? No lo veo así,  en el sentido de que no es un causa-efecto. Obvio que cuanto más te ames a tí mismo, mejor estarás… pero, almenos yo, cuando me siento amado, estoy en otro estado. En estos días, recibiendo amor con gratitud…. Sin esas sensaciones de gratitud experimentadas, estoy seguro que mi recuperación estaría siendo más lenta, por más que pusiese empeño, por más que estuviese centrado en mí. Osea que… gracias por los ánimos, por la compañía y por las muestras de amor. Me ayudan, y mucho. También y especialmente, las que se dan por supuestas, las de la família. Gracias por quedarte.

“Quedarse es una palabra encantadora en el vocabulario de la amistad.” Amos Bronson Alcott.

22
Jun
10 PÁGINAS DEL PASAPORTE PARA EL RENDIMIENTO

“Creo que la autoconciencia es probablemente lo más importante para ser un campeón.” Billie Jean King

Es sabida la dificultad creciente que tienen los jugadores medios-altos (no los megacracks) para llegar a la élite del rendimiento. El peaje cada vez resulta más complicado. El concepto “Frontera”, que da nombre a nuestro campus desde 2012, es una metáfora a lo que representa el paso de la etapa eminentemente formativa (hasta junior) hacia el mundo senior. No es un paso automático, almenos para la mayoría. Normalmente tiene diversas etapas y los aspectos mentales y emocionales resultan clave para poder transitar esa frontera con éxito, para poder tener el pasaporte en regla, y circular libremente por esa nueva tierra. En general yo creo que la parte mental-emocional del jugador, se resumen en una palabra: CONSCIENCIA. Ser consciente de lo que pienso, siento… y ser consciente de mi cuerpo. Eso, normalmente ubica muy claramente el punto de partida, y por lo tanto facilita la toma de decisiones sobre el camino a realizar. En esta metáfora pretendo ilustrar

 

10 PÁGINAS EN TU PASAPORTE

  1. Sé muy consciente de tus puntos fuertes.No sirve de nada la falsa modestia. ¿Qué haces bien? ¿Qué te gusta hacer? Pregúntatelo, pregunta a los de tu entorno de confianza, obsérvate….
  2. Potencia, desarrolla contínuamente esos puntos fuertes.Si estás a nivel 8/10 de algo… busca cómo llegar a 8,1. Y así sucesivamente. Mira vídeos, imita, inventa, busca entrenador para que te ayude…
  3. Sé muy consciente de tus debilidades. No te autoengañes. Desarrolla habilidades a partir de tus puntos fuertes para compensarlo. Por ejemplo si eres muy malo finalizando con la izquierda, busca maneras de acabar con la mano derecha, entrando por la izquierda. Crea, busca, desarrolla…
  4. Intenta que no afecten a tu rendimiento mientras trabajas para mejorarlas. Evita situaciones donde puedan perjudicarte. Anticípate en el juego. Usa la inteligencia, experimenta, toma la iniciativa.
  5. Elije, de entre tus debilidades, las que te motiva más trabajar. Porque si algo te motiva, vas a dedicarte más, y aprenderás más rápido. Conecta con la estructura mental de “dedicación”, que es algo así como “hacer lo que haga falta porque me encuentro bien ahí, en ese propósito”.
  6. Busca como sacar más partido de tus fortalezas a partir de trabajar tus debilidades. Claro… imagínate que eres muy bueno finalizando, pero una debilidad es el bote para desbordar 1×1. Si mejoras esa debilidad tendrás muchas más oportunidades de finalizar (tu punto fuerte).
  7. Trabaja tu nivel comunicativo con el entrenador y los compañeros.Todos los puntos anteriores, y posteriores, más todos los que vayan apareciendo… es clave en este punto comunicar adecuadamente lo que nos pasa. Preguntar lo que no tenemos claro, etcétera….
  8. Aprende a aprovechar las emociones para tu rendimiento. No te pelees con ellas. La tristeza te ayuda a reflexionar. La rabia, a entrenar más duro. El miedo a prepararte mejor. Y la alegría a compartir con los demás. Todas las emociones son positivas si las aprovechas.
  9. Transforma envidia en admiración y estímulo. Este es un espacio competitivo. Poder admirar lleva a un estado emocional de reto, de más y mejor preparación. Envidiar lleva a un estado emocional que desgasta, que no sirve, no empuja hacia nada constructivo.
  10. Se valiente. Sigue lo que te manden tus entrañas. Arriesga, decide. Da pasos hacia adelante en dirección a tu sueño. No dejes que nadie te diga que no puedes, si tú crees que debes dar un paso, da ese paso! Y ya aprenderás lo que tengas que aprender por tí mismo. Si no funciona, vas a sobrevivir, tranquilo… ¿Y si funciona?

Todo esto es parte importante del enfoque que  los entrenadores debemos trabajar para que el jugador aprenda y se desarrolle. Desde mi perspectiva y mi experiencia, todo esto ayuda a acelerar el proceso de adaptación y aprendizaje. Sin duda. Y la consecuencia es el rendimiento. No solamente el objetivo.  Por lo tanto, los entrenadores en estas etapas de tránsito, y sobretodo los de las etapas formativas previas, a partir de 14 años, deben empezar a considerarse y ser considerados como piezas clave en la formación de personas y su integración a la sociedad a través de su pasión. Autoexigencia, formación constante. Y valoración económica coherente. ¿Aceptamos todos el desafío?

“Cada desafío, cada adversidad, contiene dentro de sí las semillas de la oportunidad y el crecimiento.” -Roy Bennett.

16
Jun
Un dia per celebrar que som Entrenadors!

“Els petits detalls són vitals. Les petites coses fan que les grans coses succeeixin. ” John Wooden

Com cada any ens reunirem centenars d’entrenadors a Barcelona demà, gràcies a la fantàstica iniciativa del Comitè Tècnic de la Federació Catalana de Bàsquet. He pensat què podia aportar jo, i m’ha vingut escriure aquestes línies… Unes quantes idees per aprofitar el dia de l’Entrenador, com a una oportunitat de sentir-nos bé, alegres, orgullosos, curiosos, i companys d’aquesta privilegiada tasca que tenim.

  • Donem reconeixements, felicitem els entrenadors que han jugat contra nosaltres aquesta temporada i ens ha agradat com juguen, com treballa el seu equip, com defensen, com ataquen, com es comporten amb els àrbitres, etc…
  • Demanem perdó sincerament a companys als que sabem que hem fet mal d’alguna manera durant aquesta temporada producte de qualsevol circumstància.
  • Tinguem les converses pendents amb altres entrenadors, que fa temps que sabem que hauriem d’haver tingut.
  • Apropem-nos sense por a entrenadors que veiem com a “superiors” i que no són al nostre abast quotidianament, simplement per saludar-los, admirar el seu treball i desitjar-los sort.
  • Apropem-nos a entrenadors que entrenen a categories més baixes, o entrenadors que són més joves, i interessem-nos pel que fan, per les seves il.lusions, somnis.
  • Apropem-nos als entrenadors més veterans, que estan en clubs “de tota la vida”, que tenen el bàsquet a la sang i que estan curtits en mil batalles. Podem aprendre de la seva passió, compromís, essència, valors…
  • Estiguem oberts a que els altres se’ns acostin, per poder acollir totes aquestes intencions esmentades anteriorment.

Al capdevall, quan ens permetem fer algun d’aquests exercicis amb sinceritat, ens sentim millor, a vegades mostrar-nos vulnerables costa, però sempre aporta, sempre ens acosta com a persones, molt més enllà del que els nostres càrrecs, rols i etiquetes permeten si només ens identifiquem en elles i no en el que realment ens uneix: l’amor per aquest esport i per aquesta vocació que compartim!

Una abraçada i feliç Dia de l’Entrenador!!

“Aquesta vulnerabilitat de les coses valuoses és bella perquè la vulnerabilitat és una marca d’existència.”Simone Weil

Copyright 2014 / Xavi Garcia